Buscar
18:50h. Jueves, 24 de Mayo de 2018

Todos sabemos lo importante que es el buen mantenimiento de los cascos del caballo, pero pocos saben el funcionamiento interno y externo de sus partes.

 

 En cualquier libro o en internet podéis encontrar esquemas y dibujos que consultar , pero hoy me gustaría explicar con palabras lo mas simples posibles cómo funciona.

Cuando levantamos el casco para limpiarlo , lo primero que vemos es un triangulo de aspecto áspero y gomoso que se llama ranilla. Ésta cumple funciones muy importantes de antideslizante, amortiguador, bombeo sanguíneo, ayuda a repartir el peso del caballo y protección de la parte interior de la ranilla llamada almohadilla plantar. La ranilla esta compuesta de un tejido elástico , bastante duradero y rugoso. Esta rodeado de dos ranuras llamadas lagunas, una a cada lado , lagunas laterales y una central. Estas lagunas dejan expandirse la ranilla cuando el caballo pisa.

¿Y qué pasa dentro del casco? La estructura interna , simplificando mucho, podemos decir , que examinando desdes el exterior al interior del casco , nos encontraríamos la muralla y unida a ésta unas 600 láminas insensibles que a su vez se unen a sus correspondientes láminas sensibles , y éstas a la membrana que recubre el hueso tejuelo que esta en el interior del casco. El hormiguillo no es otra cosa que la separación de las laminas sensibles de las insensibles, generalmente debido a una infección por mala higiene de los cascos.

Antes he comentado que la ranilla cumple una función de bombeo sanguíneo , bueno , creo que esto merece una pequeña explicación , pues mucha gente que no sabe de anatomía equina pensará que me he vuelto loca y que evidentemente para eso tienen el corazón. Si , en parte. La sangre llega al pie gracias al bombeo del corazón y el efecto de la gravedad,sin embargo, la sangre regresa al cuerpo por compresión. Debido a que las extremidades del caballo son tan largas, sólo el bombeo del corazón no es suficiente para que baje la pata , y suba de vuelta venciendo la gravedad. Es decir , en palabras sencillas y sin entrar en tecnicismos, cuando el pie del caballo llega al suelo , el impacto lo soporta la muralla,el peso del caballo presiona hasta ensanchar los bulbos del talón y éstos aprietan la ranilla contra el suelo. Ésta presión en el pie es vital para la circulación en la pata pues cada vez que el peso presiona, la sangre sube por la vena retornando al corazón.

Los mecanismos del pie que soportan el peso , son la muralla, las barras, la ranilla y parte de la suela. En terreno blando el peso se reparte en gran parte de la suela , el problema puede surgir cuando en terreno blando pisamos una piedra , pues el peso estaba repartido en la suela y eso suele ocasionar cojeras. La contusión o la energía del impacto de la pisada la absorben la ranilla, talones,cojín digital y cartílagos y va subiendo por la pata a las diferentes articulaciones, por ello cuanto en mejor estado estén estos mecanismos de amortiguación , menos problemas tendremos en las articulaciones.

 

Ahora que ya entendemos la importancia que tienen los cascos, la necesidad de limpiarlos y mantenerlos en perfecto estado, espero haberos dado unas cuantas razones de peso para que coger el limpiacascos sea el primer gesto cuando ensilléis y desensilléis vuestro caballo.