Buscar
01:20h. Viernes, 06 de diciembre de 2019

A menudo, cuando me preguntan a qué me dedico , he tenido que escuchar la manida frase de “eso no es un deporte, pero si todo lo hace el caballo “ ante lo cual, no puedo menos que sonreír y disculpar tal absurda afirmación como algo producto de una mezcla de absoluto desconocimiento , mito urbano y prejuicios sólidamente anclados en la sociedad .

Por desgracia, en nuestro país , la equitación sigue estando asociada al glamour , al dinero , a la élite y el clasismo. Totalmente lógico si tenemos en cuenta que algunos de los más conocidos jinetes españoles son mas conocidos por los artículos de las revistas del corazón que por sus logros deportivos. Así pues, no es de extrañar que esa sea la visión que en este país se ha difundido de este noble deporte .Pero si me permitís unas cuantas líneas más , me gustaría derribar ciertos mitos que la rodean ,intentaré haceros ver la realidad de este deporte,, las entrañas de este microcosmos ,que cual agujero negro, nos atrapa desde la primera vez que ponemos el pie en el estribo.

El caballo se considera ( con toda la razón ) la mas noble conquista del ser humano, no os voy a aburrir con la historia , aunque si permitidme que haga una pequeña reseña histórica a los griegos, cuyos tratados ya aconsejaban la practica de la equitación con el fin de mejorar el estado de animo. Desde el punto de vista de deporte , la equitación tiene una doble vertiente , una física y una psicológica . Físicamente: mejora el tono muscular, actúa sobre piernas, abdominales, glúteos y espalda principalmente, mejora la fuerza, coordinación, equilibrio vertical y horizontal,favorece la disociación de cintura pelvica y escapular,mejora el aparato digestivo , cardiovascular y respiratorio. Dependiendo del nivel de esfuerzo de la actividad se pueden llegar a quemar entre 360 y 600 Kcal /h. Psicológicamente : mejora la autoestima y confianza, aumenta la seguridad en uno mismo,ayuda a superar miedos, desarrolla la constancia y la voluntad , mejora la capacidad de atención, cooperación , adaptación y responsabilidad, así como el amor a los animales y la naturaleza, por lo que es un deporte que propicia la desconexión y relajación.

Ahora que ya tenemos claro que es un deporte de verdad y que el jinete suda la camiseta de lo lindo, permitidme que os hable de otro mito muy común : la equitación es un deporte caro y de pijos. La imagen mas común que acude a la mente cuando le dices a alguien la palabra equitación,es la de jinetes y amazonas como Carlota Casiraghi. Si, ellos son parte de la hípica. Pero admitámoslo, seria injusto para los mas de 42.255 federados, niños y adultos que pagan una clase semanal de 12 euros, de nuestro país meterlos a todos en el mismo cajón , así como seria injusto decir que todos los que juegan al fútbol son millonarios, sin embargo, debido al desconocimiento, la equitación sigue con el San Benito colgado.

Permitidme que os explique que es la equitación. Es , en primer lugar, un deporte que reúne dos entidades , el caballo y el jinete. Esta basado en la compenetración e interacción de hombre y caballo como binomio, en el conocimiento del otro, la confianza y un profundo amor y respeto. La equitación no es solo un deporte, es formar parte de un equipo , no de personas, sino uno especial, hombre y animal , lo que le confiere a esta actividad una dimensión muy particular.

La equitación señores, es un deporte de currantes que se visten de caballeros para competir.

La equitación es un deporte de responsabilidades , de lluvia y barro , de ir a la frutería y comprar dos bolsas de zanahorias cuando en casa solo necesitas una, de madrugones, de cuidados continuos a tu compañero de fatigas , de entrenamientos, de limpiar y barrer, de ternura, de competir con uno mismo, de traer y llevar , de paseos por el campo,de alegrías , de forjar carácter, de superar miedos propios y ajenos, de respeto y muchas horas de trabajo , de constancia , de adrenalina, de no tirar la toalla y después de caerte tres veces seguidas volverte a subir y volverlo a intentar , de continua superación , un deporte donde nunca es tarde para empezar y siempre es demasiado pronto para abandonar, de noches en vela al lado del veterinario, de disfrutar, de igualdad donde hombres y mujeres competimos juntos,de conocer gente porque el tema esta servido, de niños llevado al poni a comer hierba , de pasión,de sacrificios porque tu compañero no entienden de festivos , de lecciones de vida , de sentimientos y de templanza. Lo tiene todo.