Buscar
17:31h. Domingo, 22 de Julio de 2018

Algo fundamental a la hora de tratar con caballos es tener siempre presente sus instintos . Muchos jóvenes jinetes y amazonas los desconocen, o simplemente los ignoran, lo que suele dar lugar a sustos y algún que otro disgusto. Es por ello que hoy me gustaría aclarar ciertos aspectos a tener en cuenta tanto sobre el instinto de manada , uno de los mas fuertes , como de saber “leer” el estado de ánimo partiendo de su lenguaje corporal.

El instinto de manada se basa en la supervivencia , y si tenemos siempre presente que el reino animal se divide en presas y cazadores , parece obvio que los caballos pertenecen a la primera categoría. Partiendo de esa premisa , la evolución hizo que los caballos se agrupasen en manadas para aumentar sus posibilidades de supervivencia. En las manadas , al contrario de lo que mucha gente piensa , pocas veces el líder es el semental, sino que la mayoría de las veces es una yegua vieja, la matriarca, mientras que el semental se queda en las proximidades de la manada vigilando por si se acercan depredadores y otras funciones .Por ello , cuando un caballo joven no quiere pasar por algún sitio , es más conveniente que utilicemos ese instinto a nuestro favor y en vez de pelearnos, ponerlo detrás de un caballo experimentado y lo seguirá sin problemas. Es un jugador de equipo, con una rara combinación de fuerza, docilidad y sensibilidad . El instinto de autoconservacion derivado de su condición de presa , hace que su primera reacción, ante una situación potencial de peligro, sea huir . Si el jinete no evalúa las señales corporales se puede dar un buen susto al cogerle desprevenido la reacción de su caballo. Asi que hoy vamos a dar un poco de información útil a todos los principiantes en este deporte con un ABC de lenguaje corporal equino que espero os sea de utilidad.

 

 

 

Un caballo sumiso se mueve de lado con lentitud,con la cabeza y el cuello algo bajos, mueve las orejas y los ojos a los lados, mastica o mordisquea tranquilamente , mece la cola y su musculatura esta relajada.

Un caballo agresivo retrocede o se gira para hacer frente,la cabeza y el cuello los mantiene bajos,las orejas hacia atrás y la mirada también,ensancha los ollares , resopla, enseña los dientes. Tensa la musculatura y agita la cola .

Un caballo excitado galopa, para ,arranca, gira sobre los pies,levanta la cabeza y el cuello,mueve las orejas y los ojos de un lado a otro, relincha , resopla,ensancha los ollares , se mantiene firme y con la cola erguida.

Un caballo asustado se aleja,levanta ligeramente la cabeza y el cuello,las orejas hacia atrás y la mirada también, respira rápida y superficialmente, relincha , tiembla , la cola baja y suda.

Un caballo sorprendido se para o se mueve de lado,levanta ligeramente el cuello y la cabeza, dirige las orejas hacia un ruido,aguanta la respiración, tensa los músculos y aprieta la cola.

Un caballo receloso se queda quieto y observa,levanta cuello y cabeza,ojos y orejas hacia delante,olisquea y resopla, mantiene la cola baja.

Un caballo somnoliento se queda quieto,lleva la cabeza y el cuello bajos, dirige las orejas y los ojos hacia arriba,respira lenta y profundamente, cola baja y el pulso lento.

Un caballo deprimido se queda quieto,lleva la cabeza y el cuello bajos,las orejas hacia abajo y hacia los lados, respira lenta pero superficialmente, temperatura baja , pulso débil y cola baja.

Un caballo confiado permanece decidido y resuelto,levanta ligeramente la cabeza y el cuello, mueve las orejas hacia delante o un lado,respira normal, pulso normal y cola erguida.

Un caballo enfermo tiene una postura débil e inmóvil,mantiene la cabeza y el cuello bajados, las orejas hacia abajo y hacia los lados, respira rápido y superficialmente, cuerpo débil, temperatura y pulso elevados.

 

Si conocemos los instintos , las querencias, observamos lo que nos rodea , el lenguaje y las reacciones asociadas , es mas fácil que podamos anticiparnos a los problemas que puedan surgir. A mis alumnos les suelo decir que montar a caballo es como jugar al ajedrez, hay que estar siempre un movimiento por delante